La transición energética necesita cobre

Una infografía de Copper Development Association Inc. explica el papel del cobre en la transición energética hacia las fuentes de energía renovable, que cada vez se expanden más gracias a su progresiva bajada de precio.

La infografía destaca que la transición energética reclamará la necesidad de materiales como el níquel, litio, cobalto, grafito, aluminio o vanadio. Pero, por encima de todo, las energías renovables como la eólica, solar, de almacenamiento de energía y de los vehículos eléctricos requerirán más cobre por sus propiedades como la conductividad, ductilidad, eficiencia y reciclabilidad.

El documento reafirma la idea de que cada transición energética conlleva una nueva necesidad de materiales, y en esta concretamente el cobre es un componente crítico.

Repasamos el cobre que se usará en cada tipo de energía:

Eólica:

Una turbina eólica de 3 megavatios (MW) contiene hasta 4,7 toneladas de cobre, repartidas entre:

  • 53% de cableado
  • 24% en la turbina
  • 4% en los transformadores
  • 19% en el transformador de la turbina

Las instalaciones eólicas en alta mar necesitan más cobre (unos 9,5 kg por megavatio) que las instalaciones eólicas de tierra (unos 3,5 kg por megavatio).

Solar:

En los sistemas de energía solar hay unas 5,5 toneladas de cobre por megavatio, que se encuentran en:

  • Intercambiadores de calor utilizados para transferir energía solar para calentar agua o aire en sistemas de calefacción
  • Cableado para conducir la electricidad
  • Grupo de conductores aislados para transmitir electricidad

El coste de instalación de la energía solar ha bajado más del 70% desde su inicio, por lo que cada vez aumenta más la capacidad de instalación de esta tecnología.

Almacenamiento de energía:

El cableado de cobre conecta la generación de energía renovable con dispositivos de almacenamiento de energía. Aparte, el cobre de los interruptores de los transformadores ayuda a regular el voltaje de la energía.

Vehículos eléctricos:

Una de las partes de los vehículos eléctricos que más cobre contiene es la bobina del motor. Por otro lado, también hay una gran cantidad de cobre en el cableado necesario para las estaciones de carga (de 0,7 a 8kg por cargador).

Como explicamos en el artículo ¿Cuánto cobre necesitan los vehículos eléctricos?, se calcula que un coche híbrido puede contener unos 39 kg de cobre, mientras que uno eléctrico llega a los 83 kg.

Puedes descargarte la infografía original desde este link y consultar más información sobre la energía eólica en el artículo El cobre en la energía eólica

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s