Una grata sorpresa!

De Castellterçol a Manresa has de pasar por Sant Fruitós de Bages. Parece un pueblo tranquilo y poco transitado pero lleno de semáforos. Parada en uno de ellos, desde el coche me quedo sorprendida. Las farolas que visten la calle principal están recubiertas con cobre. Sorprendida? Más bien, contenta.

El aspecto sobrio que visten normalmente las farolas públicas han sabido transformarlas en una pequeña escultura rojiza, además de aprovechar la conductividad del metal para minimizar la utilización de energía. Una buena solución que además de ser bonita, es 100% sostenible. Enhorabuena!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s